Todas estas semanas que estamos pasando en casa confinados, solos o en compañía, están poniendo a prueba nuestras relaciones de muchas formas. ¿Cómo nos sentimos con nosotros mismos cuando estamos en soledad? ¿Cómo es la convivencia con las personas que queremos cuando pasamos muchas horas juntos? ¿Con quién estamos compartiendo nuestras vidas realmente? ¿A quién echamos verdaderamente de menos cuando son pocas o ninguna las personas a las que podemos abrazar y besar?…

La forma que tenemos de vivir nuestra sexualidad, como forma de relación con uno mismo o con el otro, se pone lógicamente a prueba de la misma manera. ¿Están resultado placenteros los encuentros eróticos en este confinamiento? ¿Se repiten viejos patrones y hábitos? ¿Las dificultades, si las hubiese, se han atenuado o se han incrementado? ¿He tenido la oportunidad de experimentar y descubrir algo nuevo?…

Desde luego este periodo de confinamiento nos da la oportunidad de tomar conciencia. Tomar conciencia de cómo estamos y cómo nos sentimos, de lo que deseamos, de lo que dificulta que podamos vivir nuestra sexualidad como nos gustaría. Y tomar conciencia es el primer paso para emprender cualquier cambio necesario para ser más libres y más auténticos.

Te invito, nos invito, a revisar este período tan especial de nuestras vidas y verlo como una oportunidad para tomar conciencia de aquello que nos hace falta en nuestras relaciones o en nuestra sexualidad.

Estaré encantado de acompañarte en este proceso de toma de conciencia si decides que necesitas un apoyo, si buscas alguien que te acompañe y ayude en el camino.